Roberto Manrique, talento que cruza fronteras

Roberto Manrique Miranda, nació en Guayaquil, Ecuador el 23 de abril de 1979. Este actor y modelo ecuatoriano, muy conocido en el mundo de las telenovelas y que ha participado en más de dos docenas de estas producciones y series de televisión, recibió el 8 de septiembre de 2018 el galardón en la categoría actor de reparto favorito de telenovela o serie, de la edición 27 de los Premios TVyNovelas Colombia 2018.

Tuvimos la oportunidad de hablar con él acerca del premio recibido, de sus próximos trabajos y de su expectativa en relación a la producción y crecimiento de la industria cinematográfica y audiovisual ecuatoriana.

¿Qué se siente haber ganado uno de los premios más importantes dentro de la industria de la TV? 

Ha sido profundamente emocionante y significativo recibir este galardón. Es un premio que representa la perseverancia, la disciplina y el trabajo que he venido realizado durante todos estos años.
Siempre he creído que todas las cosas llegan luego de un arduo camino, y esta no ha sido la excepción.
Haber logrado conquistar al público extranjero, no solo al colombiano, es algo muy especial para mí y me motiva a trabajar cada día más fuerte.
Si bien fue una gran alegría haber recibido el premio TV y Novelas Colombia como actor de reparto favorito, la verdadera emoción vino luego con todo el cariño, afecto y felicitaciones que recibí de todas partes del Ecuador. Eso, sin duda alguna, ha sido de las cosas más bonitas que han venido con este premio.

¿Cómo ves el desarrollo de la industria cinematográfica y audiovisual en el Ecuador?

La industria audiovisual en el Ecuador ha crecido muchísimo en los últimos años.  Creo que estamos en evolución a nivel de producción; de lo que yo viví y crecí a lo que tenemos ahora es una diferencia abismal.
Actualmente hay una gran diferencia del cielo a la tierra, sin embargo todavía necesitamos hacer una diferencia del cielo al espacio para saber dónde queremos y podemos estar.
En el Ecuador existe un gran talento y materia prima de historias para lograr algo muy muy especial, por eso veo un avance profundo en el cine e incluso en el teatro –a pesar de que no está dentro del tema–.
Lo que sí me entristece y frustra es que en lo que respecta a la televisión la evolución es mínima, hay un estancamiento.

¿Crees que es importante que existe una institución como el ICCA?

Creo que es profundamente significativo que exista el Instituto de Cine y Creación Audiovisual. El hecho que en el Ecuador haya una institución que trabaja y se concentra únicamente en apoyar, de todas las maneras posibles, al desarrollo de la industria cinematográfica y audiovisual, no solo es importante sino que es extremadamente necesario.
Si logramos entender que esta industria tiene la capacidad de afectar profundamente un montón de esferas de la sociedad, que puede afectar económicamente al país, que nos sirve para exportar nuestra cultura, para mejorar el autoestima, y para enriquecernos como seres humanos con historias que nos son cercanas y propias, podremos ver con claridad el nivel de importancia, necesidad y apoyo que necesita el ICCA en el Ecuador.
Sin duda alguna, un instituto que entiende la necesidad e importancia del desarrollo de la industria cinematográfica ecuatoriana, es indispensable para nuestro país.

¿Has pensado en regresar a trabajar y quedarte en el Ecuador?

Siempre extraño mucho a mi país, al momento tengo un proyecto, un largometraje que se va a desarrollar en el Ecuador, por lo que regresaré tanto para realizar la filmación como para buscar socios y auspiciantes.
Me veo viviendo nuevamente en el Ecuador hacia mi tercera edad; me encantaría montar una escuela o generar un proyecto de enseñanza audiovisual, en el que pueda trasmitir mis vivencias, experiencias y amor por este trabajo.

¿Qué nuevos proyectos están en marcha? ¿Hay alguno que se trabajará en el Ecuador o con ecuatorianos?

Al momento está en marcha la siguiente temporada de “Sin senos, sí hay paraíso”, esto empezará en noviembre en Colombia. En lo que respecta a proyectos propios, arranco en noviembre una película, con coproducción española, que se filmará en el selva amazónica ecuatoriana en el 2019.
Además, en octubre representaré a Translúcido en el Festival de Cine de Bogotá. Es decir que tendremos Roberto Manrique para largo.

¿Qué mensaje les darías a los desarrolladores (actores, directores, productores, técnicos, etc.) de cine y audiovisual en el Ecuador?

Tenemos todo para competir internacionalmente, si bien cada vez nos convencemos más de esto, nos hace falta que se implante en nosotros la convicción de que somos buenos y, sobre todo, adquirir compromiso absoluto con la calidad. Hay un característica nuestra de conformismo con algo que no es excelente. Necesitamos desprendernos de ese elemento, ya que esta es la clave para transcender internacionalmente con nuestras propuestas.